Home

Pocas apariciones en las carreras han causado tanto revuelo ni han acaparado tantos motes como el Porsche 917/20 que presentó Martini en los entrenamientos de Le Mans un ya muy lejano 17 de abril en el año 1971. Recordemos un poco la pequeña historia detrás. 

 

pinkpig

Pese a que de cara a 1972 la FISA había dejado fuera de juego a los tremendos Sport, que se habían convertido en monstruos muy difíciles de controlar y peligrosos, y a que su tradicional enemigo Ferrari había anunciado paralizar el desarrollo del 512 en Porsche estaban preocupados.

A finales de 1970 Ferrari había homologado una nueva versión del 512, llamada 512M (modifficato, como siempre), que copiaba los principios aereodinamicos del imparable 917 y era casi tan rápido como este. Pese a que en Maranello anunciaron que se desentendían  el siempre peligroso Roger Penske se hizo cago del desarrollo del 512M, pintado bajo maca Sunoco con un soso azul. El motor repasado por el especialista estadounidense Draco daba en banco  650 Cv largos, el efecto suelo no era problema para ellos. Ademas tenían una solida pareja de pilotos, el gran Mark Donohue y el inglés David Hobbs.

En los entrenamientos de las 24 horas de Daytona, tradicional inicio de temporada  el Ferrari 512M Sunoco hacia la pole delante de toda la armada Porsche. En carrera fue el coche a batir hasta que en uno de los numerosos doblajes un Porche 911 lo embistió, haciéndole perder mas de hora y media en boxes. Pese a que mientras tanto Pedro Rodriguez, uña y carne con el 917, seguía sin problemas una lluvia torrencial y problemas en el Porsche que le hacían tener que parar una hora revivían la carrera pero a Donohue, que había conducido 18 Horas por 6 de Hobbs, le faltó tiempo. Al final entró segundo a menos de una vuelta del lider Rodriguez. Primer aviso en Sttutgar.

joest_kausen_porsce_91220_martini_i

En las 12 Horas de Sebring más de lo mismo, segunda pole consecutiva para el 521M Sunoco, y sexta posición final después de chocar con Pedro Rodriguez cuando luchaban por la primera posición. El Ferrari y Donohue no solo era igual de rápidos o mas que Rodriguez o Siffert, sino que ademas consumía menos combustible.

El departamento de competición de Porsche tomó nota, no querían bajo ningún concepto que Le Mans se les escapara en el ultimo año del 917. Además, el Ferrari era bastante mas barato que el 917, así que la mayoría de equipos privados potentes se habían pasado al enemigo, y en los equipos mas potentes como Sunoco o NART las constantes visitas de personal técnico de la scuderia hacían dudar y mucho de hasta que punto se había parado el desarrollo oficial.

Pese a que el cambio reglamentario de cara a 1972 hacia suponer que las evoluciones de fabrica para el 917 no tenían sentido, en America esta prohibición no se extendía  por lo que aun tenían sentido nuevos desarrollos para el 917 para la Can-Am(de hecho, acabó tan adaptado a ese ámbito que acabó comiendoselo, pero eso es otra historia). Con ese fin nace el 917/20, que en realidad era un coche casi totalmente nuevo mas que una evolución al uso, y aunque usar el termino ‘mula’quizá sea demasiado radical tampoco nos alejamos mucho de la realidad.

pink1

El 16 de abril de 1971, aparte del 917/20 se presentaron en Le Mans otras cinco unidades oficiales, mas dos semi del equipo Martini, con toda clase de modificaciones aereodinamicas y mecánicas  El coche de Siffert/Bell y el de Rodriguez/Olivier llevaban una nueva trasera alargada con las ruedas carenadas para ganar velocidad en Hunadieres y un nuevo chasis ultraligero fabricado en fósforo (ni pensar en los accidentes) aparte de un motor de 6 litros inexplicablemente admitido por la FISA y el ACO , mientras que se alineaba una unidad mas antigua de 917K para Attwood/Muller, todos con la preciosa e inmortal decoración Gulf. Por parte de Martini se alineaban un 917 LH cola larga y seis litros nuevo de trinca para Larrousse/Elford y un 917K para Helmut Marko/Guss Van Lennep, mientras que el 917/20 protagonista de nuestra historia, pilotado por el maestro de Nurburing Willy Kauhsen y Reinhold Jöst, también participaba auspiciado por Martini pero con una decoración totalmente distinta.

Cuanta la leyenda que cuando el Conde Rossi, mandamás de Martini e italiano elegante, vio por primera vez el 917/20, recién llegados los paneles de los especialistas franceses en composites de SEMAG, preguntado por si prefería la librea negra o la plateada solo pudo decir, con la voz entrecortada:

-“Sembla un maiale…”

917_20_p001

Pese a que los papeles con Porsche estaban claros y el 917/20 tenia que correr bajo auspicio Martini, el conde se negó en redondo, no en vano como buen italiano era un esteticista. El caso es que se lo pusieron fácil  porque el coche venia en el color de la fibra, rosa muerto, y ademas Anatole Lapine, diseñador de Porsche, había marcado con rotulador algunas lineas sobre la carrocería antes de meter el coche a pintura.

A día de hoy no se sabe seguro quien tuvo la genial idea de hacerle caso al Conde, que como buen aristócrata italiano seguro que se fue airado de la reunión,  aunque la leyenda apócrifa dice que fueron algunos de los mecánicos que sobre la misma fibra virgen y rayas de rotulador, una vez se fue el conde, pusieron los celebres Schuleten, Haxen y demás imitando el cuadro de despiece que tienen los carniceros. El caso es que hizo gracia, y como Martini seguía negándose en redondo a poner cualquier tipo de publicidad suya en el coche, al final decidieron pintarlo respetando la decoración original elegida entre Lapine, los mecánicos y la fibra que utilizaban en SEMAG.

917-20

En esos entrenamiento de el 16 y el 17 de abril, el 917/20 se calificó séptimo, quinto Porsche y por detrás de dos Ferraris, lo que no era un mal resultado, aunque en su supuesto punto fuerte que era la velocidad punta fue batido, y ampliamente, por el 917 pilotado por Jackie Olivier, que logró unos increíbles 369.004 Km/H a final de recta.

Al mediodía de el 12 de junio se dio la salida de las 24 Horas de Le Mans, con el 917/20 pilotado por Willy Kauhsen. Durante bastantes horas funcionó mejor de lo esperado, llegando a rodar tercero durante mucho tiempo en una carrera en la que el dominio Porsche fue manifiesto. Donohue no pasaba de 320 Km/H antes del punto de medición en Hunadieres, por los 390 y tantos de los dos Porsche favoritos y los 370  de los 917K y del 917/20.

 

1971depart

La carrera se calentó entre los pilotos Porsche, llevando toda la carrera un ritmo infernal que destrozaba hora tras hora todos los records en Le Mans.  En la mañana del 13 de junio, Reinhold Joest fallaba una frenada y estampaba al 917/20 en las protecciones del circuito, la aventura se había acabado. Al final casi todos los Porsche punteros fueron abandonando, acabando la victoria en manos de el 917K Martini pilotado por Marko/van Lennep, a priori de los menos favoritos, que ya de paso marcaron el récord de distancia recorrida en 24 Horas, récord que estuvo en vigor hasta 2010,  para hacernos una idea del ritmo al que se corrió aquel 1971.

Sin duda el 917/20 no cumplió su cometido de coche revolucionario, aunque lo poco que se le vio fue un digno contendiente, pese a ir inframotorizado respecto a los 917 LH pata negra. Personalmente no estoy de acuerdo con el conde, a mi me parece un coche bonito hasta sin decoración, y aunque el tiro pareciera errado, no hay mas que ver los Grupo C posteriores para darse cuenta de que se parecen bastante mas a el que a a un 917 o un 908 “normales”.

 

Bonus: Buscando aquí y allá he encontrado este libro, tiene una pinta tremenda, haré por conseguirlo.

 

 

 

Entrada dedicada a la memoria de Javier de Arco e Izco.

8 pensamientos en “EL CERDO ROSA

    • El de Pujol Jr. es un Porsche 906 como este, se dice que esta valorado en torno a un millón de euros.

      Se han fabricado unas 65 unidades y cuenta con un motor de 6 cilindros y dos litros de cilindrada que da unos 220 cv, pero como su peso no llega a 600 kg alcanza una velocidad de 270 kmh.
      Pero vamos que es la mitad de animal que los 917.

      • Lo que no se yo es si el 906 es una de las unidades que vinieron en su día a España para Paco Godia y Juan Fernandez o es una unidad importada a posteriori. Si es así hasta puede se el coche poseedor del record oficial Bacelona-Madrid.

        Saludos y gracias, otra vez, por tu comentario.

  1. La versión de esta historia que yo conozco es que Porsche saco a concurso el diseño del coche y la propuesta de Lapine que era el diseñador “de casa” no fue la elegida, entonces lo de la decoración fue un poco a modo de venganza.

    Por cierto Anatole Lapine falleció el año pasado a los 82 años y entre su legado se encuentra el Porsche 928 que fue presentado en 1978 y a día de hoy continua pareciendo futurista.
    Aquí le vemos (el segundo por la izquierda) con lo que parece una maqueta del 917/20.

    De todos modos mi 917 favorito es el Lang Heck (este si fue obra de Lapine) con la decoración conocida como “Hippy” que participo en la edición de 1970, llegando 2° pilotado también por Willy Kauhsen y el frances Gerard Larousse. Le tengo a escala 1/43, comentar que es el chasis n°043 de los 52 construidos y a día de hoy descansa en el museo de la Fundacion Simeone Museum en Phillidelphia muy bien acompañado como se puede ver.
    The Hippie Porsche

    • Se non e vero e ben trovato, como dicen en a AutoHebdo, seguro que en algún libro la historieta esta documentada a ciencia cierta, el caso es que se lee tanto una versión como la otra. Con o sin conde, hay cierto componente vengativo en toda la historia, aunque lo de que lo pintaron basándose en rayas en la fibra virgen que menciono en la historieta es una hipótesis que se cae a chachos cuando ves las fotos de los entrenamientos y el coche pintado de un inmaculado blanco.

      Es complicado elegir un 917, yo probablemente aparte de con este me quedo con el 917/30 Sunoco, aunque se parece mas a una barqueta Lola que a un 917. Tiene el honor de cargarse el solo un campeonato mas o menos saludable a raíz de su enorme competitividad

      Como siempre, gracias por tus valiosas aportaciones, que son bienvenidas y me animan.

      Y perdón por tener esto un poco abandonado, tengo bastante trabajo “normal” últimamente y encima me he puesto a hacer algo sobre Erik Comas, y a ver quien habla en profundidad de Erik Comas sin hacerlo de Eric Bernad y Jean Alesi. Total, que o hago tres cosas que confluyan, o yoquese, un callejón sin salida.

      • Seguro que será interesante, como todo lo que he leído por aquí. Como sea la mitad de currado que cualquiera de tus entradas, me tendrás devorándolo ávidamente! Saludos y ánimo. Sigue así.

  2. Como ya te dije, mejor hacer un articulo bien documentado y que uno se sumerja en una apasionante lectura que merezca la pena leer y que tardes lo que sea necesario. Mucho animo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s